Etiquetas

domingo, 20 de noviembre de 2011

LOS COMPORTAMIENTOS INADECUADOS DEL ALUMNO/A EN EL AULA, EN EL PATIO...:


INTERVENCIÓN DEL TUTOR O LA TUTORA PARA MODIFICAR LA CONDUCTA DEL ALUMNO/A EN EL CENTRO ESCOLAR.

ALGUNAS NORMAS GENERALES DE INTERVENCIÓN PARA EL TUTOR/A:
1- Llevar un registro de la conducta anómala para así poder llevar un control sobre el cambio que se produce.
2- Utilizar un procedimiento de “aislamiento” cada vez que el alumno se pelee o realice conductas tales como amenazar, empujar, molestar,..
3- Cuando ocurran estas conductas, se puede llevar al alumno a algún lugar donde se puede encontrar solo y se le deja allí durante 5 minutos.
4- Explicar al niño o niña que mientras manifieste tal conducta no va a  obtener “atención” del tutor, eliminando asimismo la atención que le puedan prestar los compañeros.
5- Esta explicación se debe realizar en aquellos momentos de emoción positiva por parte del alumno, en momentos y situaciones de tranquilidad en las que el niño se encuentre sereno y predispuesto a escuchar al profesor; y “nunca” se realizará durante la conducta anómala.
6- Se propondrá al niño un cambio en su conducta habitual como medio para obtener los beneficios que conlleva la nueva forma de comportarse, así como para evitar los perjuicios que conllevan el antiguo hábito.
7- Cada vez que se observe que realiza una conducta de “colaboración” con los demás compañeros, el profesor le reforzará.
8- El niño recibirá “reforzadores sociales” cada vez que se porte bien. Ejemplo: elogiarle, animarle, prestarle atención, etc.
9- Un “reforzador social” positivo muy importante podría ser que la tutora se mostrara “interesada” en el alumno (prestarle atención durante unos minutos de paz y tranquilidad dialogando con el alumno).
10- Se empezará el programa de modificación conductual siempre que la frecuencia de la conducta anómala sea reiterada. Su aplicación vendrá determinada por el grado de interrupción que produzca en la clase, por los desajustes personales que produzca, por las tareas a realizar pérdidas, etc.
11- Como ya sabemos, todo programa de cambio de comportamiento incluye componentes poco agradables para el interesado, por lo que se le puede ofrecer algunos beneficios o privilegios a través de “acuerdos” de conducta. Como compensación por el esfuerzo que supone para el alumno cumplir unos compromisos que le van a reportar ciertos beneficios, se le pueden dar materiales nuevos, cambios de actividad, etc. (todo ello nunca podrá suponer una contrapartida a su nueva conducta).
12- El tratamiento expuesto en los puntos anteriores no significa que el alumno siempre ha de portarse bien, puesto que la idea principal es conseguir “reducir o disminuir” la frecuencia de las conductas a extinguir.

 
CUADRO DE PREMIOS

REFORZADORES SOCIALES:
- Sonrisa; alabanza; felicitar; comentario positivo; elogiar; expresión de satisfacción y reconocimiento de la labor o tarea.
- Contacto físico: utilización de gestos como pueden ser las caricias; palmadita en la espalda; estrechar la mano.
- Reconocimiento individual por parte del tutor; reconocimiento colectivo por parte de los compañeros; reconocimiento individual por parte de otro alumno.
- Recibir atención de los compañeros; saberse modelo de…; ser elegido para determinadas actividades.
- Comentarios favorables del tutor y de los compañeros.

 
REFORZADORES DE SITUACIÓN:
- Disfrutar de tiempo libre; escuchar música; ayudar a la profesora en…; hacer recados; repartir folios; recoger cuadernos; ser el encargado de…; sentarse junto a…; ser el primero en…
-  Dibujar, pintar y colorear; borrar la pizarra; hacer algún deporte
- Contar algo: acontecimientos, historias, chistes; recitar; cantar; bailar; demostrar habilidades.
- Juegos didácticos; juegos recreativos; compartir algo con un compañero; reducción de la cantidad de tarea.

 
REFORZADORES MATERIALES:
- Plastilina, cromos, útiles de escritura, cómics, globos, recortables, pegatinas, caramelos y otras golosinas, puzzles, cuadernos de pintar, construcciones, rompecabezas, etc.

 
POSIBLES TÉCNICAS A UTILIZAR POR EL TUTOR:
·    “Extinción”: se podría ignorar las conductas no deseadas.
·    Acomodación a situaciones de estrés: se enseñaría al alumno a ver de manera diferente aquellos momentos conflictivos más relevantes y a reaccionar de forma adecuada a través de sesiones de ensayos de conducta.
 
CUADRO DE CASTIGOS: PRIVACIÓN DE REFUERZOS
El alumno o alumna debe ver claramente la relación “causa-efecto”. El castigo debería ser consecuencia de la conducta indeseable del alumno.
- Comentario negativo sobre la conducta o actividad realizada (nunca sobre el niño); expresar insatisfacción; crítica mesurada; gestos de desaprobación.
- Separar transitoriamente al niño del resto de compañeros; omitir elogios y expresiones de contacto físico, retirar el diálogo hasta nueva conducta adecuada.
- Privar o reducir una situación de privilegio; privación parcial del tiempo de recreo; privación de algún refuerzo material obtenido.
- Repoblación  de la conducta por parte de un compañero; amonestación de la tutora en privado; comunicación a los padres o tutores.
- Eliminación de la atención de los compañeros ante la conducta-problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada